Blogia
noticias

Brote de xenofobia en el fútbol español

Los árbitros no han tenido muy en cuenta las recomendaciones
de la Comisión Nacional Antiviolencia de denunciar las actitudes racistas en los
estadios. Sólo en 3 actas de los 230 partidos de Liga jugados hasta ahora en
Primera División los árbitros han denunciado un comportamiento racista de los
espectadores, y en dos de esos casos el colegiado ha sido el mismo, el cántabro
Alfonso Pérez Burrull. Antiviolencia sólo puede recomendar sanciones en los
casos en que el árbitro refleja una denuncia en el acta.
La permisividad con la que siempre se ha tratado el racismo en
el fútbol español se refleja también en las posiciones de los árbitros, poco
dados a controlar aspectos que superen al terreno deportivo, aunque a finales
del pasado año los colegiados recibieron órdenes precisas para actuar en estos
casos.
La directriz es clara: primero, hay que instar al delegado de
campo para que, a través de la megafonía, ponga fin a cualquier cántico racista.
Y, segundo, deben reflejarlo en el acta. "Yo sólo hice constar lo que había
pasado, como era mi obligación", dijo ayer Pérez Burrull en declaraciones a este
diario, extrañado de ser prácticamente el único en realizar estas denuncias.

LA EXCUSA DE CARMONA
Mientras media España era consciente de los gritos contra el
barcelonista Samuel Etoo en el partido del pasado sábado en la Romareda,
Fernando Carmona Méndez, el árbitro que dirigió el Zaragoza-Barcelona, no
reflejó nada en el acta de los insultos racistas ni de los ruidos imitando los
sonidos del mono dirigidos a Etoo. "No me percaté de ellos. Tenía mil cosas que
atender", aseguró el colegiado.
El azulgrana Deco denunció la posición de Carmona Méndez
después del partido del tsunami, que reunió el martes en el Camp Nou a la
mayoría de las grandes estrellas del fútbol mundial. "En Zaragoza todos
escuchamos los abucheos, no entiendo que no lo reflejase en el acta. Dijo que el
comportamiento del público fue normal cuando todos vimos otra cosa. Es hora de
tomar medidas".

SÓLO INCREPADO
El colegiado madrileño Alfonso Pino Zamorano tampoco hizo
referencia a actitudes racistas en el partido de la jornada 13 entre el Getafe y
el Barcelona.
Tan sólo reflejó en el acta que el público increpó a Etoo, sin
hablar de racismo. La actitud de los aficionados dio pie a los comentarios de
Etoo y también de Belletti de que no se pueden tolerar estas actitudes en una
ciudad que aspira a unos Juegos Olímpicos como Madrid, lo que provocó una
encendida polémica.

El Periódico
ju.17 feb. 2005
MARIO RUIZ
BARCELONA
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres